Atribución uso de la vivienda familiar en Custodia Compartida ( factores a ponderar)

Atribución uso de la vivienda familiar en Custodia Compartida ( factores a ponderar)

La atribución del uso de la vivienda familiar en el caso de custodia compartida y los factores a ponderar, ha sido un tema reiteradamente tratado por la Jurisprudencia, aunque debemos resaltar, la sentencia del TS de 26/10 de 2020, en la que ha sido ponente el Excmo Sr D Jsé Luis Seoane Spiegelberg.

En la tramitación en la primera instancia, se solicitaba por uno de los progenitores,que se atribuya a los hijos y al progenitor que sucesivamente le corresponda la custodia, el uso y disfrute de la vivienda y ajuar familiar, alternativamente a esta pretensión se interesaba que se atribuya el uso y disfrute de la vivienda familiar a los hijos del matrimonio y al padre, por ser el que más precisa esa decisión, habida cuenta  de la situación económica de uno y otro cónyuge.

El Juzgado de Primera Instancia nº 7 de Palencia , dictó sentencia, con la siguiente parte dispositiva entre otras: Que los menores permanezcan de forma alterna, por períodos de dos semanas consecutivas, bajo el cuidado de cada uno de sus progenitores, y se atribuye a la esposa el uso y disfrute del domicilio conyugal, de tal manera se preservaba un consolidado estado de cosas de su ocupación…

La sentencia fue recurrida en apelación por el esposo, y se revocó parcialmente la resolución de instancia para establecer en los gastos comunitarios de la que ha venido siendo vivienda familiar de los que son parte en el procedimiento, deberán de ser satisfechos por la esposa, excepto en aquellos gastos que afecten a la propiedad del edificio en que se asienta la comunidad.

Se recurrió por el padre en casación, argumentando, según reiterado criterio jurisprudencial, en los casos de custodia compartida, no es de aplicación el párrafo primero del art 96 del CC, sino el párrafo segundo, por analogía debiéndose fijar un límite temporal al uso de la vivienda familiar, titularidad de ambos litigantes.

La decisión del recurso fue en el siguiente sentido: No es de aplicación lo  establecido en el párrafo 1º del art 96CC; puesto que se refiere a los supuestos de atribución de guarda y custodia de los hijos a uno de los progenitores sin perjuicio  del derecho de visitas del otro.

A la hora de buscar una solución, la regulación mas próxima la encontramos en el párrafo segundo del art 96 CC, que se refiere a los casos en los que se distribuye la custodia de los hijos menores entre sus padres, es decir cuando algunos quedan en compañía de uno de ellos y los restantes en el otro.

En el presente caso, se cuestiona el uso indefinido y no temporal con el que se atribuyó la utilización de la vivienda familiar a la demandante, postulando que se limite el mismo a un año o al que se considere adecuado.

A los efectos de decidir tal cuestión hemos de partir de la base de que la vivienda familiar es cotitularidad, sin precisar de ambos progenitores, aun cuando se encuentre a nombre de la demandante en el registro de la propiedad….

En segundo lugar,  la madre cuenta con capacidad económica suficiente para disponer de otra vivienda, en la que llevar a efecto el régimen de custodia con sus hijos, al ganar  unos 3.300 euros líquidos mensuales.

Se alega por la recurrida, la vigencia del principio del interés superior de los menores, pero éste se encuentra garantizado con la custodia compartida y posibilidades económicas de ambos progenitores de gozar de una vivienda digna para disfrutar de la compañía de sus hijos y asumir sus derechos y deberes dimanantes de la patria potestad ( art 154CC).

El criterio que ha de presidir la decisión que en cada caso corresponda adoptar al Juez, a la vista de las circunstancias concretas, debe ser necesariamente el del interés prevalente del menor, ponderándolo con el de sus progenitores, que aun siendo de menor rango, no por ello resulta desdeñable.

Ahora bien, no es éste el caso del litigio, en el que los intereses de los menores están garantizados y no entran con colisión con los del padre de manera tal que los correspondientes a éste deban subordinarse a los prioritarios de los hijos menores, al no darse una situación de incompatibilidad irremediable, sino de satisfacción conjunta y coordinada.

El fallo de la sentencia, es estimatorio del recurso de casación interpuesto, limitando el uso de la vivienda familiar a favor de la demandante por el plazo de dos años a contar desde la fecha de la sentencia de esta sala, ratificando la resolución de la Audiencia en el resto de sus pronunciamientos.

 

Juan Manuel Mateos
Juan Manuel Mateos
Abogado con mas de 25 años de experiencia en el derecho de familia y sucesiones. Especialista en divorcios Trabajamos en toda España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *